Mamá REAL

Mamá REAL: Lección 1, Cuida tu energía (parte 1)

¡Hola mamá! , estoy muy feliz y emocionada de poder compartir contigo esta primera lección de la iniciativa Mamá REAL , conoce más de esta iniciativa en el post en el que decidí de dejar de ser Una mamá Caótica. y donde te invito a ti a dejar de serlo.

«La terribilitis «

Hace unos meses descubrí que hay un mal que sufren muchas mamás hoy en día, y en un libro que leo lo llaman «terribilitis».

Imagina que estas en la mesa comiendo con tu hijo(a) cuando de pronto derrama un vaso de agua, y tu «terribilizas»… comienzas a ponerte un poco histérica, y reaccionas de una manera enérgica. A lo que tu hijo responde con un llanto inconsolable como si el agua que acaba de tirar fuera la última del mundo.

Tu pareja de pronto a hecho nuevamente esa cosa que le haz pedido que deje de hacer y tu «terribilizas», el reacciona y comienzan una gran discusión por quien deja las llaves en su lugar y quien las pierde todos los días (esa que pierde las llaves, no es que sea mi caso).

Es hora de salir de casa cuando de pronto tu hijo(a) no quiere ponerse los zapatos y tu «teribilizas», terminas explotando y diciendo alguna que otra palabrota mientras descargas lo que has «aguantado » todo el día….

si todos estos ejemplos son un caso serio de ¡terribilitis crónica!

La «terribilitis» es curable…

Pero,¿ que crees ? la «teribilitis» afecta no solo a mamás, sino a papas, a los hijos, a los abuelos, a los tíos, y a casi cualquier persona…la buena noticia es que es curable y reversible; y aunque no puedes curar la «terribilitis» de todo el mundo, si puedes hacer algo con la tuya.

Una vez que lo logres pronto comenzaras a ver que tu «drama» dejara de chocar constantemente con el de las personas que te rodean, y poco a poco veras los cambios reflejados a tu alrededor.

He descubierto que casi todos los casos de «terribilitis» se resuelven con hacer una sola cosa: Cuidar tu energía, y es por ello que he decidido dedicar esta primer lección a este tema.

¿Y que hago para cuidar mi energía?

Nuestra vida esta compuesta de cuatro partes mente, corazón , cuerpo, alma.

Los niños tienen una energía impresionante que se desborda en todos los sentidos, más de alguna vez seguramente has mirado a tu hijo(a) y pensaste «quisiera tener la energía que el tiene».

Cuando decimos esto hablamos de la energía física (nuestro cuerpo), pero en realidad nuestros hijos diariamente, muestran el desborde de las otras energías: emocional, mental y espiritual.

Mente, corazón, cuerpo y alma sanos = Hijos felices…

Lo mismo sucede con nosotros, tener una buena salud requiere que estemos saludables en estas 4 partes de nuestra vida.

Como mamás estamos deseando tener esa energía que nuestros hijos tienen, pero no actuamos para cuidar la nuestra, nos enfocamos tanto en nuestros hijos, en nuestra pareja, en nuestro entorno que nos olvidamos de cuidar de nosotras mismas.

Desear tener energía ilimitada para entregar lo mejor de ti a tu familia esta bien , pero tomar acción y generarla esta mucho mejor; aquí voy a recordarte la frase que nos acompañara en este camino:

«Deseo es solo algo que se quiere, pero no se tiene; amar no es desear, el amor es acción, el amor es actuar»

Mamá REAL

Así que comencemos a tomar acción empezando con nuestro cuerpo…

Cuerpo (Energía Física)

Hace tiempo escuchaba en un vídeo esta comparación acerca de nuestro cuerpo: Imagina que tienes un coche nuevo, es hermoso y lo haz elegido tú a tu gusto, pero te dicen que ese sera el único que tendrás toda tu vida, no habrá otro, a donde quieras ir y lo lejos que quieras llegar dependerá de como lo cuides; así que si solo tendrás un solo coche toda tu vida ¿Como lo cuidarías?

Nuestro cuerpo no solo es nuestro vehículo, ha sido un regalo de Dios para vivir nuestra vida aquí en la tierra y es el que nos permite llegar tan lejos como deseemos, es el que nos permite disfrutar plenamente nuestra maternidad y nuestra vida misma, y hoy quiero darte estos 4 puntos para que tomes acción y comiences a hacerte cargo de él.

Aceptate y ámate como eres:

Si en este momento acabas de hacer conciencia acerca de lo bien o mal que has cuidado tu coche, HOY MISMO (no mañana, no pasado mañana, no NUNCA!!); mírate al espejo y dale las gracias a tu cuerpo; repite frente al espejo esta afirmación: Me amo y me acepto como soy, porque gracias a este cuerpo he logrado llegar hasta aquí, he logrado…(y aquí quiero que te enfoques realmente en tus logros, he logrado vivir 29 años, he logrado traer a mis hijos al mundo, he logrado trabajar, he logrado tener una carrera, etc.) .

Comienza a amarte, amate con locura, así como eres y con lo que tienes en este preciso instante.

Enfocate en tus logros, no te culpes, no te victimices, ÁMATE CON LOCURA, y cuando lo hagas tendrás la conciencia de lo importante que es cuidar de ti misma, para cuidar de otros.

Hidratate

¿Y dime que coche llegara lejos sin gasolina?, por algo el agua es el liquido vital, sin el no habría vida; así que me gusta mirar al agua como nuestra gasolina, y dime ¿Pondrías aceite en lugar de gasolina al tanque ?.

La mayoría de tus dolores de cabeza semanales no son a causa de tus hijos, de tu pareja o de tu trabajo, sino a falta de agua; mantenerte hidratada no cuenta con la coca, el agua de piña, los juguitos.

Así que HOY MISMO comienza a beber agua, elige una botella inspiradora y llénala cada noche, duerme con ella si es necesario y apenas te levantes bébela,(esto oxigena tu cerebro y lo activa por las mañanas de verdad me funciona créelo).

Antes de cada comida toma por lo menos un vaso de agua (lo ideal para mi son dos, pero si quieres crear un hábito comienza poco a poco), rellena tu botella las veces que sea necesario y siempre tenla cerca, aun si no tienes sed, bebé de 2 a 3 litros de agua al día.

Come bien y de manera consciente

Si después de hacer tres platillos distintos y dar de comer a todos terminas comiendo medio sanwich mientras lavas trastes, te sentirás identificada con lo que hacia hace unos meses.

Para que tu cuerpo asimile todos los nutrientes y tu seas consciente de lo que estas ingiriendo debes estar presente y enfocada en el momento en el que comes, (no en los trastes que tienes que lavar, ni en el face, ni contestando los 80 mensajes que no has visto en el wats).

Da tan solo dos o tres comidas al día sentada en una mesa( bueno en la silla más bien, no en la mesa), y disfrutando cada bocado, siéntate, mira tu plato y piensa ¿Lo que voy a comer en este momento va a nutrir mi cuerpo? si la respuesta es si cómelo, si es no, agrega algo que si lo haga.

Duerme lo suficiente y asegura tu descanso

La mayor parte de tus problemas en el día no son reales, son creados por tu mente a causa del cansancio.

El descanso es importante, más y aún en medio de la crisis debes descansar.

Dormir es la mejor manera de reponer la energía física que requieres en el día; escucha a tu cuerpo e identifica las horas de sueño que necesitas, un adulto requiere de 7 a 8 horas diarias.

Así que si debes despertar a las 6 am todos lo días programa tus actividades para dormir por lo menos a las 10pm.

Para un buen descanso requieres tranquilidad al momento de ir a la cama, así que haz lo que tu consideres necesario para tenerlo, en lo personal me encanta la música relajante para dormir .

En el canal de Mindful kids puedes encontrar hermosas melodías no solo para ti , sino para tus hijos. Esta es una de las que más me encanta porque amo los sonidos de la naturaleza.

MENTE (Energía Mental)

El cuidar nuestra energía mental va sumamente de la mano con la física. Cuando nuestra mente trabaja demasiado comienza a consumir de la energía física de nuestro cuerpo; convirtiéndolo por ello en cansancio físico.

Muchas veces el cansancio que presentan muchas mamás proviene de estados depresivos. Y si bien la depresión materna es algo real y hay casos serios en los que nunca esta demás pedir ayuda; tu misma puedes hacerte consciente de que la mayoría de los problemas que enfrentas día con día están más en tu mente, que en la realidad.

La mayor parte del tiempo no somos conscientes de la energía mental que desperdiciamos todos los días y por ello quiero darte estas tres acciones con las que puedes iniciar a cuidar tu energía mental.


Cada palabra que dices o escuchas, y cada pensamiento y cada imagen que entra a través de tus ojos, esta alimentando tu mente. Así que aquí van las acciones …

Alimenta tu mente sanamente:

«No le des comida chatarra a tu mente», hoy en día sabemos que es imposible vivir sin tecnología, no creo que sea «un mal necesario» sino un bien que debemos saber utilizar.¿Cuanto tiempo al día pasas frente a la computadora o un celular? ¿Cuanta de la información, que lees, recibes y compartes diariamente aporta algo a tu vida?.

Hace tiempo leí un articulo no recuerdo el autor; pero mencionaba que toda esta «basura tecnológica» son la comida chatarra del cerebro, y que nos hemos vuelto obesos y adictos a ella.

Tu mente puede hacer mucho más de lo que imaginas por ti con una alimentación sana.

Así que la acción es: cada vez que abras una red Social, que navegues en You tube, o en Google , o que leas mensajes en watsapp pasa la información por estos tres filtros…

¿Lo que voy a leer, escuchar o ver va a aportar algo bueno a mi vida, es necesario, o me hace feliz?. Si no te hace feliz, no es bueno o no lo necesitas, entonces que no entre a tu mente ni a tu vida.

No llenes tu mente de «comida chatarra», por el contrario busca siempre cosas buenas, positivas y sanas que estén aportando a tu vida algo. Fomenta tu lectura con buenos libros, comienza a seguir páginas que realmente aporten a tu vida, elije todo aquello que te haga sentir bien.

¡No te quejes!

He observado muchas veces que a la hora de comer ; en la mayoría de las reuniones «normales» de una familia, hay algo que disfrutamos más que la comida… ¡QUEJARNOS!.

Hace tiempo en un libro escrito por T. Harv Eker leía que nos encanta escuchar las quejas de los demás, simplemente por una razón: «estamos esperando nuestro turno para hacerlo».

Hace un par de semanas observaba una comida familiar y reía en mi interior al comprobarlo; incluso parece que competimos en ver ¡ a quien le va peor!.

Y si alguno difiere en opinión acerca de la queja del otro, comienza una discusión acerca de la queja, sobre lo que el otro se queja, que se quejo, que ¡no debería quejarse!.

Decimos incluso que es una manera de desahogarnos, pero en realidad lo que estamos haciendo es darle más importancia al evento del que «nos quejamos».

Expander eso de lo que te estas quejando, hacerlo mas grande y por lo tanto vivir en queja todo el tiempo.

¡DEJA DE QUEJARTE!, ¡NO TE QUEJES!, y si lo haces que sea solo para encontrar las soluciones de lo que te aqueja, repetir las mismas quejas todo el tiempo ¡no las resolverá!, el filtro del primer punto aplica para todo: si lo que vas a decir al otro es bueno, es necesario, le va a aportar algo a su vida, o lo hará feliz; entonces dilo y si no coincide con alguno de esos puntos, ¡no lo digas!.

Cuida tu conversación contigo misma:

Aún más importante que las palabras que dices a otros; es lo que te dices a ti misma diariamente, la mayoría de nuestros problemas son puros cuentos inventados por nuestra mente.

Afortunadamente no tienes que creer todo lo que tu mente te dice. Mantener una conversación sana contigo misma, te ayudara a ver la verdad y a darte cuenta que tu eres mucho más capaz de lo que tu mente te dice.

Pon en tu mente solo pensamientos positivos y palabras positivas, usa el poder de las afirmaciones positivas y en un tiempo si eres constante, veras los resultados.

Encontre esta frase de un libro que me encanta y te recomiendo.

Mantener la mente tranquila en medio de la turbulencia es una lección difícil de aprender y muy importante. 
«Hay que concentrarse en lo que uno puede hacer en vez de prestar atención a lo que uno no puede conseguir… El miedo y la duda nos impiden ver la realidad».

La princesa que creía en los cuentos de hadas.
Marcia Grad

Si haz tomado la decisión de dejar de ser una mamá Caótica quiero recordarte que tienes toda la capacidad de lograrlo. Solo la constancia hará posible que puedas ver los resultados.

Tomar acción te llevara de un punto a otro y cada paso cuenta.

Cada mamá es distinta, cada niño lo es, tú mejor que nadie conoce lo que necesitas; aprende a escuchar a tu cuerpo y sus necesidades, y haz de tu mente tu mejor aliada.

Convertirte en una mamá REAL llevara un tiempo, y no sera fácil, pero como dice John Maxwell: nada que valga la pena lo es.

Así que si algo de aquí no va contigo no lo hagas; pero si deseas intentarlo, porque tal vez ya lo haz intentado todo; no te quedes solo en el «deseo» porque la acción hace la diferencia entre «querer y ser o tener» .

Si deseas poner en práctica esta primer lección aquí puedes ver la segunda parte con las otras dos energías.

Tus comentarios son de gran valor, dime ¿Que opinas acerca de cuidar nuestra energía ?.

Te invito a unirte a nuestra comunidad si aún no lo haz hecho, para recibir el contenido de la iniciativa mes a mes en tu correo.

Con Amor

Andrea M.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *