Mamá REAL

Mamá REAL: Lección 2, Simplifica tu vida.

¡Hola!, feliz domingo para ti y tu familia, hoy estoy realmente feliz de compartir contigo esta segunda lección de la iniciativa Mamá REAL.

Si es la primera vez que me lees y aún no sabes de qué hablo te invito a conocer mi historia en Una mamá Caótica, aqui encontraras todo acerca de esta iniciativa.

Y si aún no haz visto la primer lección mira aquí y aquí.

Menos es más…

Esta famosa frase de la diseñadora Coco Chanel ha estado presente en los últimos meses de mi vida. En los cuales he aprendido que los niños necesitan realmente poco para ser felices, y nosotros también.

Si en la primer lección, al menos has hecho conciencia de lo importante que es cuidar de ti misma, para cuidar de otros; en esta segunda lección quiero contarte algunas cosas que he descubierto estos meses…

Hace unos meses escribí para ti estos 5 consejos para disfrutar más tu vida con hijos pequeños. y de verdad que desde hace seis meses esos mismos consejos siguen funcionando para mi.

En el último consejo te hablaba de «simplificar tu vida», quiero contarte que en ese momento de mi vida efectivamente estaba en la búsqueda de esa simplicidad; pero han tenido que pasar todos estos meses para que yo entendiera verdaderamente lo que es llevar una vida de simpleza, y eso es lo que quiero compartir contigo hoy en esta segunda lección.

¿Que es la simplicidad?

Encontré esta frase , y me ha parecido sumamente cierta.

«La simplicidad ,es la máxima sofisticación»

Leonardo Da vinci

Y he descubierto que en realidad «simplificar», no va, solo de eliminar la complejidad de algo, sino de crear estructuras que optimicen lo que quieres hacer.En palabras simples:

No es solo «hacer menos», sino como logro más «haciendo menos».

En la frase Leonardo Da Vinci habla de que la simplicidad es en realidad lo más sofisticado, y la definición de sofisticación se refiere a algo distinguido y elegante.

Muchas veces cuando escuchaba hablar de una vida de simpleza, mi mente asociaba esto con carencia de bienes materiales; cuando ahora que lo vivo en mi realidad; una vida de simpleza no es solo de carácter material, (tendencias como el minimalismo) sino más bien espiritual.

Para mi la simplicidad es encontrar las riquezas en el orden divino, y aún, si existieran «carencias materiales», comienzas a disfrutar de todo lo que tienes en tu vida, desechando todo aquello que ya no funciona en ti,y en tu entorno y es cuando literalmente tu vida se vuelve más simple…

¡Ah!, pero nos gusta complicarnos la vida….

Infinidad de veces hemos escuchado la frase: «a las mujeres les encanta complicarse la vida» , pero en realidad, en general, a los seres humanos nos es más fácil «complicarnos la vida», que simplificarla…

En este momento debes estar toda enredada ya, porque ni yo misma me estoy entendiendo, jaja, pero déjame que te explique mejor…

A mayor estructura, mayor libertad, y más simplicidad…

Para llevar una vida más simple es necesario crear rutinas, analizar situaciones, aprender a auto-observarnos, observar las necesidades de los demás, comprender nuestro entorno, planear, mantenerse en constante crecimiento, estudiar y ver más allá de lo que los otros ven.

Andrea, ¡ya te volviste loca!, ¿Como hará eso mi vida más simple? ¿Y a que hora , pues que no sabes que soy mamá y apenas tengo tiempo de ir al baño?

Si bien la vida misma ya es «complicada», la caótica vida de mamá (o papá) lo es aún más; imagina, si ya es difícil hacerte cargo de tu propia vida, y en estos momentos tienes que guiar y hacerte cargo de la vida de tus pequeños amores…

La verdad es que aprender a simplificar nuestras vidas, es mucho más complejo de lo que parece; pero es mucho más fácil vivir una vida simple , que vivir dentro del mundo tan complicado como en el que hoy vivimos, ¡Complicándonos la existencia!….

Así de simple es esto, la realidad es que la vida no es complicada, la vida es simple, ¡las personas somos las complicadas!.

La gratitud abre el camino a la simplicidad…

Hay un método que acelera todo el proceso de una forma increíble e indescriptible, algo que te he repetido infinidad de veces y seguiré repitiendo; se llama «Gratitud»…

¿Recuerdas esta frase del famoso libro del principito? (mira aquí hermosas reflexiones de este libro):

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

El principito, Saint Exupèry

Así de simple es…pero aún sigues sin entender ¿cierto?

Aprender a confiar….

La semana pasada he creado para ti esta nueva categoría en la página titulada fe, en la cual lo que compartiré contigo no es de carácter religioso, sino espiritual.

He encontrado esta Reflexión acerca de la simplicidad que me ha parecido interesante, y esta frase me ha gustado:

La simplicidad es el reposo que el alma consigue cuando ha encontrado la redención, la satisfacción y las respuestas en Dios.

Y es que nuestra vida hoy en día es» tan complicada», porque no tenemos confianza, porque nos pasamos la vida intentando hacer y deshacer lo que ya esta hecho; y entonces la vida se nos pasa. Porqué intentamos hacer que las cosas sucedan a «nuestro modo», cuando el único modo que existe es el de Dios.

Los niños son simples, los adultos complicados….

¿Has observado alguna ves a un niño pequeño cuando intenta hacer algo nuevo y no lo consigue?.

Imagina a tu hijo intentando ponerse los zapatos, lo intenta una y otra vez , con mucha determinación y paciencia; y cuando ya se siente frustrado dice ¡mami! , no puedo tu pónmelo. Entonces vas tú y con todo el amor del mundo le instruyes de como ponerse su zapato y le ayudas a ponérselos, el bien feliz después de sus 5 min de frustración, te dice ¡gracias mami! y sale a la calle con sus zapatos bien puestos; cómodo.

No dejara de intentarlo, pero tiene la total certeza de que si no puede, estarás ahí para ponérselos, y además sus ganas de salir a jugar son tantas que prefiere aceptar que esta vez no pudo ponérselos solos, pero quizá en la próxima vez lo hará mejor. Finalmente la constancia y la repetición hará que aprenda, pues todos los niños aprenden a ponerse los zapatos ¿cierto?, a su tiempo, pero aprenden…

¿Has observado a un adulto armar algo nuevo? De entrada, somos pésimos leyendo instrucciones, tomamos la actitud de «yo lo se todo», y si una pieza no encaja bien usamos la famosa frase «¡Entra , porque entra!»….y chueco o derecho pero ¡Lo hacemos!; frustrados, enojados, peleando con lo que sea que estemos armando, y de paso con el que tengas a lado, que intento decirte que la pieza que ponías estaba al revés, y tu no quisiste escucharlo , porque «ya sabias».

La diferencia entre un niño y un adulto , es que los niños son persistentes, determinados , constantes y quieren aprender ; y no solo aprender, sino aprender a hacer las cosas bien. La mayoría de los adultos por su parte solo quieren «hacer que las cosas sucedan», quieren que les salgan a la primera, no quieren aprender, y en el fondo quieren hacerlo bien, pero… «solo con hacerlo» se conforman.

Mamá REAL

¿Como lograr una vida de simplicidad?

Si bien no se todo en la vida, ni mucho acerca de este tema, pero actualmente me encuentro en esta búsqueda del balance en mi vida ; estudiando, aprendiendo y en constante crecimiento; y sobre todo con este compromiso con Dios, conmigo misma y con mi familia de ser mejor cada día, no solo como mamá , sino como persona.

Y en esta segunda lección quiero compartir contigo las 7 acciones que me han permitido a mi vivir mi vida dentro de esta simplicidad en estas últimas semanas; como siempre lo digo estos provienen de mi experiencia propia, de mi testimonio y se que cada mamá es distinta, pero te invito a probar y ver que funciona para ti y que no , si lo que estas buscando es encontrar esta simplicidad en la vida…

Por supuesto como el ejemplo que te di, lo único que se necesita para esto es ser como un niño: Determinado, paciente, persistente y constante…y sobre todo con un deseo grande de querer aprender a «hacer las cosas bien».

1.-Agradece los regalos cotidianos:

No hay nada más simple que esto, agradecer cada cosa que tienes, cada momento, cada persona, cada situación; desde que empiezas tu día hasta que anochece , ¡AGRADECE!, todo es de bendición, ni bueno ni malo, todos son regalos divinos.

2.-Vive en el momento presente:

Y esto constantemente te lo digo, y te lo vuelvo a repetir el regalo más grande que tienes es el «HOY», no podemos regresar al pasado, ni cambiarlo. No podemos ver el futuro… pero si de casualidad tu pasado no te gusto, escribe cosas mejores . Te aseguro que amaras tu futuro.

Disfruta tu vida , disfruta la compañía de las personas que amas «HOY»… y practicalo todos los días.

3.-Mira a tus hijos crecer, y crece con ellos:

Inevitablemente, por más que deseemos que no sea así, nuestros hijos están creciendo. Muchos padres hoy en día, viven el tiempo trabajando para darles una mejor vida a sus hijos, y se olvidan de darles unos mejores padres.

Tus hijos no necesitan tu dinero, te necesitan a ti, necesitan tu tiempo, tu cariño, tu amor, tu comprensión, la única forma de estar ahí, es estar presente en cuerpo, alma y espíritu, no a través de una cámara, no a través de un cuerpo zombie ¡Necesitas mirarlos a los ojos!, ver que están ahí , que hoy hicieron algo nuevo, que ayer no podían, que hoy su voz es distinta, su cara es distinta, sus logros son mayores.

Y guarda cada recuerdo en tu corazón, porque solo así perduraran en su mente…

Y crece con tus hijos, no te estanques en la mamá que eres hoy, ¡se mejor mañana!, logra algo nuevo , haz algo que no sabias hacer ayer, crece mamá porque si no lo haces estarás muriendo en vida…

4.-Aprende a soltar y fluir:

Y esto es algo que constantemente también te he repetido, pero si quieres que tu vida sea más simple, es algo que si o si debes hacer.

Hace unos días una mañana desperté con una lista «interminable» de tareas pendientes; comenzaba a abrumarme , y mis hijos jugaban en su cuarto mientras yo respiraba intentando mantener mi mente tranquila; mi hija mayor se acerco y me dio un abrazo y un beso, me trajo mi teléfono y me dijo mami ¿Te pongo tu meditación?…en ese momento después de la sonrisa que mi hija provoco en mi, mis cargas se fueron. La mire y dije ¿de verdad vale la pena afanarme por esta lista? cuando tengo esto otro (mi hija) delante de mi. Nos subimos al coche y fuimos a casa de las abuelas, mi mamá trabaja la mayor parte del tiempo , pero pudimos convivir con ella y con mi abuela que vive cerca también, anduvimos en triciclo, comimos pan, y dedique todo el día a ellos; regrese a casa a las 7 pm con mis hijos dormidos y con la suficiente energía para terminar mi lista… que después de todo no era ni tan larga, ni tan importante…

5.-Da prioridad a aquello que más valoras:

¿Cuantos padres hoy en día dicen que sus hijos son lo más valioso que tienen, pero en realidad no pasan el tiempo con sus hijos?… y todo esto porque pasan el tiempo «cumpliendo compromisos» en los que ni siquiera desearían estar,¿Cuantos padres dejan de hacer cosas que aman por la misma razón?.

Haz una lista de 15 cosas que ames hacer, 15 lugares en los que ames estar, y 15 personas que definitivamente suman a tu vida, y aplica el principio de pareto 80/20, que habla de que si dedicas el 20% de tu energía, tu esfuerzo y tus acciones, obtendrás una retribución del 80% . Así que de esa lista escoje solo 3 de cada uno (el 20%) y ahí dedica esa energía, esfuerzo y acciones todos los días… y esfuérzate hasta que veas fruto.

6.-Crea estructuras y planes:

Si hay algo que yo odiaba eran las rutinas, las almas creativas tendemos a creer que el planear nos roba libertad, pero en realidad. Tener un plan, un mapa de ruta y estructuras que nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos y metas, te da mucha más libertad de la que puedes imaginar, realmente si dedicas en 10% de tu día a planear el 90% del día te aseguro que ¡lograras mucho más! .

Cuando tienes niños pequeños las rutinas familiares pueden ser tu mejor aliado, y el trabajo y la organización en equipo ante todo les ayudara a llevar más fácil las actividades diarias.

En este post 4 consejos para vivir feliz tu día a día como mamá te muestro un plan de menú semanal que he utilizado las últimas semanas. Y estoy creando algunos otros para compartir contigo muy pronto.

7.-Confía en la presencia de Dios

Y finalmente… si claro, lo tenia que decir; lo único y lo más importante: Confía en la presencia de Dios.

<<Puedes hacer todos los planes que quieras, pero el propósito del señor prevalecerá.>>

Proverbios 19:21

No importa cuanto te esfuerces en «hacer que las cosas, se hagan a tu modo», solo hay una manera de hacerlas y solo hay una forma de ver la vida a colores con lo que ya tienes hoy, y es con la presencia de Dios en tu vida…

Así que permite que la divinidad gobierne tus pensamientos, palabras, emociones y acciones. Y cada mañana repite esto:

«El orden divino, se hace cargo de mi vida hoy y todos los días, todas las cosas trabajan por mi bien, todo el día. Es un día maravilloso y único, no habrá otro igual, seré guiada por lo divino todo el día y prosperare»

Del libro el poder de la mente subconsciente, Joseph Murphy

<<Si saben estas cosas y las hacen, serán felices>> Juan 13:17

Espero que esta segunda lección haga un cambio en tu vida, como lo ha hecho en la mía, recuerda que lo valioso cuesta. Y que nada que valga la pena sera fácil, pero si pones todo en manos de Dios encontraras esa simplicidad que tu vida y la de tu familia necesita en tiempos de Caos… y para ello nunca olvides «Ponle amor al Caos y veras como todo se ordena».

Un feliz y bendecido domingo para ti y tu familia.

Con Amor

Andrea M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *