Mamá REAL

¿Eres una mamá REAL?

Photo by Josh Willink on Pexels.com

¡Hola!, he pasado varios días pensando en esta pregunta .

Cuando comencé este blog no tenía una idea clara del propósito y la finalidad con la que comencé a escribir, pero entre más aprendo en mi día a día de mi y de otras mamás como tú esto se vuelve cada vez más claro.

Hace poco más de un par de meses comencé este aprendizaje consciente conmigo misma de aprender más de los niños, de mis hijos y de otras mamás, y cada vez me siento mucho más feliz de poder compartir contigo en este espacio.

Una mamá REAL…

Y esta pregunta vino a mi mente hace unos días, y literalmente me la hice a mi misma, Andrea (yo misma) ¿Eres una mamá REAL?, y (mi yo interior) ¿Que es una mamá REAL?, y después de una larga plática, ( espero no ser la única mamá que las tenga, o pensarías que estoy algo deschavetada) y haber llegado a una conclusión conmigo misma, hoy quiero compartirla contigo con este Acróstico (y tuve que hacer una pausa para buscar la palabra en google porque no recordaba cómo se llamaban, jaja, pero son esas composiciones poéticas que forman otra palabra con sus iniciales).

Resiliente|Exitosa| Amorosa|Libre

Resiliente

Y amo esta palabra, se ha puesto de moda. Esta es la definición que más me gusta: capacidad del ser humano para enfrentar situaciones adversas, superarlas e incluso salir reforzado de ellas.

Una persona resiliente se centra en el aquí y el ahora, es consciente que su felicidad y su destino le pertenecen y transforma el dolor en fuerza motora.

Definitivamente esto es algo que toda mamá requiere tener, pues las circunstancias, los tiempos y las situaciones no son iguales para ninguna otra.

Cada mamá es distinta y cada niño lo es , tener esta capacidad te ayudará a enfrentar cualquier cosa por ti y por tu familia.

No importa las veces que «fracases», si no la rapidez con la que te levantas después de un «Fracaso».

Una mamá RESILIENTE nunca se rinde; lucha por el bienestar de sus hijos y de su familia, y frente a cada «mala» situación, da lo mejor de sí misma para superarla.

Exitosa

Y dime quien no añora tener éxito en la vida, y todo depende de lo que tu consideres éxito en tu vida; pues no es la misma definición para todos.

En general éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos día tras día de forma constante y consistente.

El éxito es un viaje que dura toda la vida, no se obtiene como resultado, es vivirlo desde el comienzo. Es tener plenitud en cada cosa que haces, es ser feliz con lo que eres y con lo que tienes.

Hoy en día muchas mujeres buscan el éxito solamente fuera de su hogar, porque la sociedad etiqueta a personas exitosas relacionándolas con fama, dinero y profesiones.

Poco se habla de una mamá exitosa; para mi el éxito como mamá es lograr el balance entre la crianza de tus hijos, la integración de tu familia ( lo que es por naturaleza importante, para las mujeres que toman la decisión de ser madres) y tu realización como persona, es decir sin olvidar tus propios sueños y los anhelos de tu corazón.

Una mamá exitosa para mi es aquella que es ejemplo para sus hijos, aquella que vive una vida con propósito, cumple sus propios sueños, que practica el autocuidado.

Una mujer que es sinónimo de admiración para su familia, por su fuerza, por su valentía, su amabilidad, generosidad, amor y empatía.

Ser una mujer exitosa cuando eres madre para mi consiste en lograr un balance y me queda claro en esta frase de uno de los libros que leo que: «El verdadero éxito consiste en conocer tu propósito, crecer hasta alcanzar tu máximo desarrollo y sembrar semillas para beneficiar a otros. La verdadera medida de tu valor incluye todos los beneficios que tu éxito aportó a los demás» (John C. Maxwell).

Tu familia es donde tu éxito comienza, tus hijos son los primeros en los que sembraras esas semillas y no solo con ellos sino con todos los que te rodean.

¡Siembra semillas de Amor, Gratitud, Felicidad, Sueños, Fé, Esperanza !

Con las semillas correctas tus frutos siempre serán buenos. No puedes pedir a los manzanos que den peras, si la semilla que has puesto es de manzano; así que asegurate de sembrar las semillas correctas de lo que quieres.

Amorosa

¿Y quién no desea ser una mamá amorosa?… pero no basta con solo desear; pues los deseos son solo eso, algo que se quiere, pero la realidad es algo que ya se tiene.

La manera en la que demuestras tu amor día a día no solo con palabras, sino con acciones define el grado de amor que tienes hacia ti misma , el cual puedes compartir con tu familia, tus hijos, y a otros seres humanos.

Nadie puede dar amor, sino lo encuentra en si mismo primero.

Aprender a respetar y escuchar las necesidades de los demás es un acto de amor; vivir libre de juicios hacia ti misma y hacia otros es un acto de amor, liberarte de miedos y de expectativas es un acto de amor.

Dejar de controlar la situación y aprender a controlarte solo a ti misma es un acto de amor.

Y nunca olvides esta bella frase : El Amor de una madre es el impulso que le permite a un ser humano a llegar a lo imposible…

Libre

Y uno de los dos regalos más hermosos que Dios nos concedió y tenemos además de la vida es la libertad.

Imagina una leona enjaulada con su cachorro ¿Crees que seria feliz ? ¿Crees que no estaría deseando correr libremente con su cachorro por la selva o sabana (no se donde vivan los leones) ? (en la sabana ya lo googlee, no la sábana de taparse, la sabana que nos enseñan en la primaria, que no aprendí muy bien por lo visto, pff ya divague mucho).

Si tu no eres libre, obligas a tus hijos a vivir con una leona enjaulada ¡todo el tiempo!. Te vuelves hostil, agresiva, con ganas de comerte a tus cachorros y olvidas completamente tu esencia de leona buena mamá.

La libertad no solo se basa en salir de la jaula y no depender de nada ni de nadie, sino en tener la capacidad para elegir y dirigir tu forma de ser, actuar o de pensar.

La libertad es esencial para ser una buena mamá.

Ten la libertad de tener sueños, hacer cosas que ames hacer, salir con otras mamás, con tu pareja, con tus amigos, jugar con tus hijos, verte bonita para ti misma, ser feliz y ser tu misma.

Tus hijos no necesitan todo tu tiempo, te necesitan a ti feliz todo el tiempo; y se que amas verlos felices, y ellos amaran verte feliz a ti.

Una mamá REAL

Así que deja tu costal de culpas, remordimientos y resentimientos y vive libre de todo ello; respira hondo , ten calma que serás madre toda la vida pero ante todo eres mujer, y eres otro ser humano.

Y no somos mamás Perfectas, somos mamás REALES…

Haz de cada dia un acto de conciencia y de amor, se esa Mamá REAL que tu familia necesita, Resiliente, Exitosa, Amorosa y Libre, y recuerda que tus hijos no son tus hijos son hijos de la vida, que algún día tendrán sus propias alas para volar y que tu solo les darás ese impulso que necesitan para llegar mucho más lejos que tú…

¡Ella creyo que podia y entonces lo hizo!. Cree en ti y en esa capacidad infinita que tienes de amar; yo creo en ti, recuerda que no somos perfectas somos humanas, mamás REALES ; pero cada dia hay algo nuevo que aprender, y tranquila ¡lo estas haciendo bien!, da la mejor versión de ti Hoy…

¡Hasta pronto!

Con Amor

Andrea M.

Conoce más de esta iniciativa en mi historia como UNA MAMÁ CAÓTICA

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *