Mamá emprende, Mamá aprende

4 obstáculos que te impiden tener éxito en tu emprendimiento y tu maternidad, y como superarlos.

Hoy quiero compartir contigo estos 4 obstáculos que te impiden tener éxito en tu emprendimiento y tu maternidad, y como superarlos; mismos que he tenido que superar a lo largo de mi camino como mamá y emprendedora; ya que para mi la maternidad ha sido uno de los «negocios» más importantes de mi vida.

Y como en todo negocio, en el emprendimiento y en mi maternidad espero ganar…

Si, mi maternidad también ha sido un negocio que emprendí hace seis años; porque ha sido una de las cosas que más a absorbido y ocupado mi energía y mi tiempo a lo largo de estos años.

El «imperfecto equilibrio» entre el emprendimiento y tu maternidad.

Todo negocio se realiza para obtener un beneficio tanto como para el que da, como para el que recibe. Toda madre espera que el beneficio para sus hijos sea: que estén llenos del amor de Dios, que sean independientes, con fortaleza espiritual e inteligencia emocional y aprendan a ser felices (sino es así debería serlo). Pero en todo negocio ambas partes deben ganar ; si en tu emprendimiento o en tu maternidad no estas obteniendo ninguna ganancia, como: crecimiento, aprendizaje, desarrollo personal y de tus habilidades, inspiración o motivación ; difícilmente obtendrás dinero que te haga «sentirte exitosa» .

Muchas personas que fracasan a menudo son justamente aquellas que se preguntan solo ¿Y yo que gano?, la gente exitosa en cambio, siempre busca la oportunidad de ayudar a los demás. Y es que, lo que tu aportes a la vida de otros regresara a ti multiplicado, ya sea positivo o negativo. Por lo tanto un negocio exitoso es aquel en el que ambas partes obtienen un beneficio.

Ganar solo dinero, no equivale al éxito en el emprendimiento, ni en la maternidad…

¿Quieres más dinero en tu vida?

Y es que la energía del dinero es solo un resultado de tu servicio, ¿Quieres más dinero en tu vida? ¿A cuantas personas más estas dispuesta a servir?. El dinero, es solo el resultado de todo aquello que haces con pasión y entusiasmo todos los días; el como lo uses y administres te ayudara a traer alegrías a tu vida o también fracasos. El dinero es una bendición fruto de tu trabajo; pero también una gran prueba. Solo es necesario para aquello que es necesario, y llega cuando logras entender, que es solo el resultado de lo que tu aportas a la vida de otros ; pero sobre todo de la persona en quien te conviertes al derribar estos obstáculos que te voy a compartir hoy.

1. Aferrarte a los fracasos pasados.

A lo largo de mi vida, reconozco que he tenido mucho éxito fracasando. Y es que para tener éxito, debes tenerlo aún en tus fracasos.

El fracaso es un obstáculo si no hay aprendizaje

Hace tres años invite a cuatro amigas a mi casa a una fabulosa reunión para hablarles de «un negocio que tenia en mente», la realidad es que ese negocio no tenia ni pies, ni cabeza aún y me encontraba en la época de mayor caos interior en mi vida. Dicen que no hay nada más peligroso que un tonto motivado. ¡Y esa era yo hace tres años!.

Recuerdo que les hable a mis amigas, de las creencias que quería romper, de mis sueños y de mi grandiosa idea de cambiar «creencias limitantes sobre la maternidad», y también les hable de Dios. Una a una mis amigas (a quienes amo y admiro) fueron diciendo no gracias, y la segunda sesión, en la cual verdaderamente hablaría del negocio, nunca se llevo a cabo.

Recuerdo que una de ellas me dijo, estabas muy enérgica amiga, pero la neta yo si estaba dispuesta a darte otra oportunidad; la verdad que hoy miro atrás y ¡ni yo me la habría dado!.

Estaba sumamente motivada, pero era ignorante totalmente y ajena a todo aquello que era capaz de lograr con tan solo un poco más de información, preparación y crecimiento, obviamente era una pésima vendedora, ya que no logre vender mis ideas ni a mis propias amigas, quienes me apoyaron en muchas otras etapas de mi vida.

Aprende a Fracasar con éxito…

Pero la realidad es que ese fracaso me condiciono mucho tiempo y me causo temor a hablar de Dios, a invitar a otras personas a trabajar conmigo y a hablar en público sobre mis ideas.

Temor que solo logre evadir, cuando lo intente nuevamente, esta vez, mucho mas preparada que antes; ya no era una tonta, tampoco una experta en el tema pero ya tenia bastante claridad en mi negocio, el cual hoy en día es una realidad, y aunque Cactcukis y este blog no son ni el 1% aún de lo que sueño aún, hoy en día trabajo con personas increíbles que creen en este hermoso proyecto, personas comprometidas, entusiastas, dispuestas a hacer un cambio en sus vidas, que no hubiese conocido sin antes haber superado el miedo a fracasar nuevamente.

Así que no te aferres a las veces que hallas fracasado en algo, aún en tu maternidad, tampoco culpes a otros si algo no funciono, si has intentado algo y las cosas no se dan trata algo distinto; aprende, mejora y pregúntate ¿Qué puedo aprender de este fracaso y en que puedo mejorar?.

Lo mismo suele pasar en nuestra maternidad, los errores que hallas cometido como madre no te definen; siempre tienes cada día la oportunidad de hacerlo distinto, aprende a fracasar con éxito: pidiendo disculpas, aprendiendo, mejorando e intentando cosas nuevas.

¡Te aseguro que en el siguiente intento tendrás más éxito!

2. No celebrar el éxito de otros.

Cuando comencé el blog compre un libro que me encanta de Jonh C. Maxwell , titulado el abc del coaching, lo que todo líder necesita saber. Este libro no solo me ha ayudado en el emprendimiento, sino también en mi maternidad y ¡hasta en mi matrimonio!. Ahí he descubierto la importancia de aprender a liderar nuestras propias vidas y lo que es un buen y verdadero líder, lo cual como padres necesitamos saber.

Un adulto que esta conectado consigo mismo, apenas y tiene que poner en evidencia los limites en sus hijos, porque los niños te siguen y te imitan como su líder. Sus logros se vuelven los tuyos, y los tuyos sus logros; por lo cual el objetivo principal de un padre o madre se convierte en proporcionar herramientas que ayuden a nuestro equipo a crecer, no solo a nuestros hijos sino a toda la Familia (y a esto me refiero con equipo)y también celebrar día a día los logros de todos.

Si no puedes reconocer el éxito en otros, difícilmente lo reconocerás en ti mismo…

Este empresario y escritor expone en su libro un punto que me encanto, «Cualquiera puede solidarizarse ante el sufrimiento de un amigo, pero hay que tener un temperamento muy fino para alegrarse con su éxito». Muchos dicen que cuando las cosas van mal los amigos huyen, la verdad es que este año después de atravesar el covid, me di cuenta que todos tus amigos pueden estar ahí en las malas; pero solo los mejores, aquellos que edifican en tu vida celebran también contigo en las buenas.

Celebrar el éxito de otros es la clave para derrotar la enemistad contigo mismo.

Y no es, que sean «malos amigos» los que no celebran, sino que, lo que les impide alcanzar el éxito, es justamente lo que no les permite celebrar los logros de otros.

«La inseguridad emocional, una mentalidad de escasez, la envidia, etc. son las cualidades que les impide a las personas alabar los triunfos ajenos y alcanzar el propio éxito. Constantemente se comparan con los demás y descubren sus propias carencias» Maxwell

Incluso como madres, siempre solemos enfocarnos más en los errores de nuestros hijos que en sus logros; y si tu quieres expandir la grandeza en tu ser y el de tus hijos, debes dejar de criticar y recalcar sus fracasos y celebrar más ¡sus éxitos!.

Como emprendedores siempre solemos compararnos con los demás. En lugar de celebrar el éxito que otros están teniendo, nos enfocamos en nuestro propio fracaso, siendo egoístas al interponernos en la ecuación en la que el protagonista es aquel que esta teniendo éxito, no tú.

El éxito atrae más éxito…

He descubierto que tal como dicen: el éxito atrae más éxito; y la única forma de combatir a el miedo al fracaso y la envidia, (que viene del ego humano, como una reacción de nuestras propias creencias y carencias) es celebrar todo triunfo de cualquier persona como si fuera tuyo. De verdad, hacer esto ha aportado mucho a mi vida, ahora cada que una persona celebra en redes sociales, o en cualquier parte, en cualquier ámbito de la vida, voy y ¡celebro con ellos!.

En el colectivo, cualquier logro que alguien halla tenido, esta disponible también para ti. Pues como seres humanos la única cosa en la que somos iguales, es que todos podemos ser una expansión del amor divino. El único punto de comparación debes ser tu mismo; somo seres únicos, con dones, personalidades y talentos únicos. No podemos comparar peras con manzanas. No importa cuanto trates de imitar a otros tu siempre serás tú, y solo tu puedes traer a tu día a día, la mejor versión de ti.

Si tienes la oportunidad de ayudar a alguien a alcanzar el éxito y celebrar con ellos hazlo. Enfócate siempre en todo lo bueno que puedas ver y decir de la otra persona. Persigue siempre el éxito de tus clientes y el de tu familia no solo el tuyo y ¡Te aseguro que el éxito te perseguirá!.

3.Falta de acción.

Las oportunidades se dan una sola vez en la vida, pero todos los días tenemos la oportunidad de hacerlo mejor. Como dice el dicho, el dinero no cae del cielo; pero para mi las ideas de negocios, proyectos y sueños ¡si vienen de ahí!.

Pero la vida es como un bufet, te van a dar el plato, pondrán todo el menú ante tus ojos, pero tu tendrás que ir a servirte. Y no, la vida y los acontecimientos no te pasan a ti, sino pasan ¡para ti!. Todo depende de tus decisiones, de tu movimiento y de tus acciones.

Miles de personas no logran sus metas ni objetivos, en primer lugar porque ni siquiera los tienen. La vida se vive de dos formas, por reacción y por creación. Si la vives de la primer forma puede que no te agrade mucho lo que crees desde ahí, pero si tomas responsabilidad de ello y diriges tus acciones de forma coherente a lo que piensas, crees y deseas en tu vida podrás crear una maternidad, un emprendimiento ¡Y una vida que ames!.

La vida esta llena de oportunidades y muchas veces tendremos que tomar acción para decidir.

La acción trae claridad a tu vida.

La indecisión y la falta de acción se roba tu energía. Cuando más confundida te sientas en la vida al tomar una decisión ¡Toma acción!, ¡Muévete! la acción trae claridad a tu vida, a tu maternidad, a tus proyectos o a tu emprendimiento.

Y una vez que has dado el paso dalo con fe, y sin mirar atrás, con la mirada enfocada en todo lo que hay delante, te aseguro que el primer paso siempre será el más difícil, pero el camino se te abrirá. Lo se porque he estado ahí miles de veces.

Tu vida cambia en el momento que tomas una decisión, nueva, coherente y comprometida. Pero una nueva decisión solo se mide, por el hecho de que hallas tomado nuevas acciones, si no has tomado acción entonces, no has decidido.

Tony Robbins

Como dicen ningún mar en calma hizo experto a un marinero, y si tu no tomas acción y por lo menos te subes al barco ¡jamás aprenderás!, y mucho menos serás un experto en aquello que deseas aprender.

Para aprender hay que emprender, y para emprender hay que empezar solo eso… Toma acción y ¡empieza ya !.

4. Centrarte solo en ti, y no en el desarrollo de los demás.

Creo que este es uno de los mayores problemas y retos a los que nos enfrentamos en la maternidad, en el emprendimiento y como seres humanos: El «egocentrismo».

Voy a decirte una verdad aquí, que he descubierto, que muchas madres que dicen hacer «todo por sus hijos «, y por querer darles «siempre lo mejor» terminan privándolos de lo más importante : una madre presente, consciente y conectada consigo misma y con el amor.

Y es que el Egocentrismo, que se define por una valoración excesiva de la propia personalidad que lleva a una persona a creerse el centro de todas las preocupaciones y atenciones, creen que sus propias opiniones e intereses son más importantes que las de los demás.

En pocas palabras aquellas madres o emprendedores que «creen que lo saben todo», cierran la puerta a las necesidades de los demás y al aprendizaje.

El ego siempre te hará sentir que tu eres el problema, en cambio el espíritu te dirá siempre que tu eres la solución.

Hay una gran diferencia entre ser el problema o la solución. Todo es cuestión de enfoque.

Si tu eres consciente de cuanto afectan tus decisiones y acciones tu entorno y te conectas con el amor; dejas de centrarte en ti, y comienzas a ver las necesidades de los demás, las de tus hijos, familia, clientes, y todas las personas que te rodean.

Centrarte en ti solamente y en tu desarrollo personal y profesional, no te llevara lejos. Más hacer participe de tu crecimiento y desarrollo como prioridad «ayudar a otros a crecer contigo» te llenara de sabiduría y de gozo.

Nadie aprende más que aquel que enseña. Y ese es el rol de una madre emprendedora, aprender enseñando; pues enseñando ¡Aprendes!.

Tu prioridad debe ser siempre el crecimiento y el cubrir las necesidades de los demás, sin pasar por alto las tuyas.

Hace unas semanas platicaba con una amiga y me dio justo las palabras que necesitaba «Me estoy queriendo enfocar tanto en lo que me hace feliz a mi, que en ese proceso me olvide de lo que mi hijo necesitaba».

Y eso nos sucede muchísimo a muchas madres y emprendedores cuando iniciamos el camino del amor propio, y es que al aprender a amarnos hay dos extremos o «no nos amamos» o «nos amamos demasiado», en realidad ambos extremos vienen del mismo ego, uno del miedo y el otro de una falta de valorización personal o baja auto-estima.

Tu identidad te ayudara a centrarte en el crecimiento de los demás, y no solo en el tuyo.

Cuando tu tienes clara cual es tu identidad, el ser único que eres, una hija del creador, un ser de amor. Cuando el espíritu es quien guía y dirije tu vida, te conviertes en un canal de soluciones no solo para tu familia, sino para la humanidad también.

Crecer juntos es mucho más satisfactorio.

Los emprendedores tenemos ese don especial de poder resolver los problemas o dolores de nuestros clientes. Como madres hemos sido ya hijas, y podemos ofrecer soluciones a nuestros propios hijos de todo aquello que en nuestra infancia no nos ayudaron a solucionar.

Tu principal enfoque no solo debería ser tu desarrollo personal, espiritual y profesional sino la respuesta a esta pregunta ¿Cómo pueden todos aquellos retos y situaciones que he vivido y atravesado de forma exitosa, servir como solución a la vida de otros?

Todos tenemos dones y talentos únicos y si tu eres capaz de ver la semilla de el éxito, la felicidad, el amor y la abundancia en otros la podrás hacer crecer en ti y en ellos.

Tu eres digna del amor de Dios.

Tener éxito en tu maternidad y tu emprendimiento a la vez es posible.

Además de superar estos 4 obstáculos, he descubierto que existe una creencia muy arraigada en la mentalidad de las madres latinas. Muchas madres solteras o casadas, luchan con la creencia de que el trabajo las aleja de sus hijos o de su familia, y esto se vuelve en un conflicto interno que les hace auto-sabotearse de muchas formas.

El trabajo es una bendición, el ser una madre emprendedora es una bendición. Hoy en día con la tecnología y las redes sociales es posible emprender desde casa, y vivir tu emprendimiento en balance con tu maternidad. La maternidad es una de las labores que te fue encomendada por Dios y por lo tanto un trabajo verdaderamente importante, tu tienes el poder de criar y educar a una nueva generación de seres humanos llenos de generosidad, empatia y amor. La maternidad y tu emprendimiento son dos hermosos vehículos que te permitirán avanzar hacia el propósito de Dios para tu vida y la de tu familia.

Dios nos provee de un amor infinito a todas las madres y de una fortaleza y capacidad inexplicable. Si cada madre fuera capaz de desarrollar sus talentos y dones al máximo, seriamos un ejemplo para nuestros hijos. Y el ejemplo siempre enseñara mucho más que las palabras.

La clave siempre será permitir que sea el espíritu divino el que te guie a través de ambos vehículos: Tu maternidad y el emprendimiento.

Con amor Andrea.

¡Ser mamá, ser Feliz y cumplir tus sueños es posible!

¡Emprende conmigo un viaje de crecimiento y autodescubrimiento!, a través de la maternidad y el emprendimiento.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.